15 May

Taller de Filosofía para niños y niñas de 5 a 8 años en el Liceo Francés: Abril IV

Abril 2014

SESIÓN IV: “El Mago de Oz”: Capítulos V y VI

a cargo de Lucía Aguilar e Irmina Majchrzak

Continuamos con la historia del país de Oz y nuestros personajes.
En este pasaje, recordamos al Leñador de hojalata y su deseo de adquirir un corazón ya que sin él no tenía la capacidad de amar y recordamos el debate anteriormente iniciado sobre qué es más importante: ¿un corazón o un cerebro?

Lia: “es más importante el cerebro,  porque si no, no podrías usar el corazón. Y sin el cerebro no podemos pensar.”
Ema: “es más importante el corazón porque sin él corazón no podríamos vivir. Además hace que estés feliz.”


Ante este debate vimos que Dorothy en el cuento admitió simplemente que no sabía qué era lo más importante.
Pero el Leñador de hojalata se preocupaba por la seguridad de Toto durante el viaje a la Ciudad Esmeralda,  ¿significaba esto que no tenía corazón?
Apareció entonces un nuevo personaje: el León. Tras saltar y querer comerse a Toto, Dorothy le golpeó en la nariz para pararlo.

Lia: ¿por qué no intentó antes decirle: “no!”?

Ante la pregunta de cómo actuaría ella en una situación similar respondió que primero trataría de hablar con él y luego ‘empujarle’ o ‘pegarle’ si no reaccionaba.
Este nuevo personaje se sintió avergonzado después de haber intentando morder a Toto y reconoció que había atacado al perrito a pesar de que era mas pequeño que él porque era cobarde.
Pronto se dieron cuenta de que deseaba la valentía, pero ¿le faltaban más cosas? ¿tenía cerebro?
¿Cómo sabéis vosotras que tenéis cerebro? Tal como respondió el León Cobarde él no lo podía saber ya que nunca había mirado dentro.
Pero Ema y Lia habían visto las dos libros de anatomía donde podían comprobar los componentes de un cuerpo humano y deducir que ellas tenían cerebro.

Si tuvierais que elegir tan solo una de las cosas de todas las que desean nuestros personajes, ¿cuál sería?
Lia: “tener un cuerpo, porque sino no podemos tener cerebro, ni corazón ni nada…”
Y si tuviéramos que elegir entre pensar, vivir, sentir emociones, ser valiente, amar… ¿que elegiríais?
Ambas contestaron que pensar.

Poco después en la historia vimos que cada uno de los personajes anhelaba cosas que dudábamos que no tuvieran:
-el Hombre de hojalata se puso muy triste al pisar un bichito que había por el camino. Lia afirmó entonces que no podía ser que no tuviera corazón porque se preocupaba por los bichitos.
– al Espantapájaros se le ocurrió la idea de poner aceite en las articulaciones del Leñador porque se había oxidado, y de esta manera podría moverse.

Ema: “¿y como ha podido pensar si no tiene cerebro? ¿Puede ser que el espantapájaros mienta cuando dice que no tiene cerebro? Porque con el corazón no puede pensar … si que tiene cerebro!!”

Así es como poco a poco vamos conociendo esta historia y desvelando cosas de nuestros personajes. Acabamos dibujando nuestro favorito para el próximo día continuar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hide